1950

El cine japonés posterior a la II Guerra Mundial reflejó las tensiones del país entre el abandono (y la conservación) de la tradición, y el nuevo mundo de la vida urbana, de la soledad de los hombres y de los problemas de la modernidad. Mizoguchi había realizado alguna de sus obras más conocidas en occidente como "Cuentos de la luna...

En los años posteriores a la II Guerra Mundial, el nombre de Carol Reed en el cine británico es uno de los referentes indiscutibles. Su obra cumbre "El Tercer hombre" de 1949 ha disimulado su gran colección de películas. Son muy destacables dentro de su carrera películas como "Tren nocturno a Munich" (1940), en donde retrataba a las aventuras...

El cine francés de los 50 es brillante. Curiosamente la explosión de la Nouvelle Vague hizo que se quedara un poco escondido. Pero afortunadamente cada vez se vuelve más a recuperar a directores como Clouzot, Marcel Carné, Becker, Bresson, Clement o Dassin. Uno de estos brillantes directores fue Jean-Pierre Melville, con películas como "El silencio...

Si la primera parte de la trilogía nos cuenta la niñez en el mundo rural, ahora nos sumerguimos en el mundo de la ciudad de Benarés a la orilla del río Ganges y de Calcuta para conocer la infancia y juventud del personaje. Realmente cine con mayúsculas por todos los lados. Puro humanismo.

El cine francés vivió a finales de los 50 el cambio desde el cine más clásico que había dominado desde los años 30 con raíces en Jean Renoir al cambio que significó la llegada de la Nouvelle Vague con Los 400 golpes (1959) de Truffaut, y Al final de la escapada (1960) de Godard. Oscilando entre ambos está la obra...

A veces uno tiene suerte en el cine. De vez en cuando encuentras una película que por las razones que fuera tenías pendiente de ver. No es fácil que ocurra con una película de Billy Wilder. Tampoco que sea de Audrey Hepburn. La pasada navidad me ocurrió con "La calumnia". Ahora me pasa con Ariane.
Tres años después de...

Terminada la II Guerra Mundial, en Estados Unidos hay distintos géneros que se desarrollan en el cine. Por un lado el que explora con el cine negro el lado oculto del ser humano vuelto de la guerra o en un entorno turbio. Por otro lado, el de un país orgulloso de sus valores democráticos que habían vencido en una guerra...

Preciosa película de un intenso lirismo. Toda una joya. Recomendable para los que aman el cine como una forma de entender y amar el mundo que nos rodea. Y toda una metáfora con moraleja del Japón posterior de la Segunda Guerra mundial, del que podríamos aprender un poco en España.